Absolución de los presos de Las Heras

cartel_fora_petroleros

El 12 de diciembre de 2013, el Poder Judicial de Santa Cruz condenó a
cuatro trabajadores petroleros – Ramón Cortéz, José Rosales, Franco
Padilla y Hugo González – a cadena perpetua y a otros seis, a cinco años
de prisión, por supuesta coacción agravada, lesiones y el asesinato de
un oficial de policía.

Lo único que se demostró en el juicio son las torturas que sufrieron
los condenados, con el propósito de sacarles una declaración que los
encontrara culpables, actos que fueron justificados por el fiscal de la
causa que minimizó las torturas.

En el 2006, los petroleros de Las Heras reclamaban por su
encuadramiento sindical en la rama petrolera en la que efectivamente
trabajan, y no en la UOCRA, y así incorporarse a otro convenio colectivo
con mejores escalas salariales y condiciones de trabajo, reclamaban la
suba del mínimo no imponible, monto a partir del cual los asalariados
tributan impuesto a las ganancias.

Cuando la huelga y las movilizaciones llevaban 20 días, el Poder
Judicial ordenó la detención de varios trabajadores. Los petroleros
reaccionaron marchando sobre la alcaldía a exigir su liberación y fueron
brutalmente reprimidos. En circunstancias por demás confusas, cayó
muerto el policía Jorge Sayago. Fueron apresados 17 trabajadores (y
varios vecinos) y acusados por desmanes y asesinato, instalando la
gendarmería un clima de terror en la población.

Esto de criminalizar el reclamo de los trabajadores no es nuevo.
También procesaron a los detenidos durante la represión en el Hospital
Borda – mientras los funcionarios de Macri fueron absueltos – y
persiguen a los obreros que luchan como los delegados de las empresas
Emfer, Lear y Kraft, en la zona norte del Gran Buenos Aires, que se
encuentra militarizada con la gendarmería. Un trabajador de la línea 60
de colectivo fue condenado a 7 meses de prisión efectiva por el sólo
hecho de reclamar su reincorporación. También exigimos su absolución.

La Federación Obrera Reginal Argentina (FORA-AIT) expresa su más
enérgico repudio a la condena recibida, hacia quienes por darle pelea a
la injusticia, están queriendo ser sepultados en vida por el poder de
las petroleras y el Estado Argentino. Es por ello que desde esta
federación de trabajadores extendemos nuestro más profundo sentimiento
de solidaridad a los petroleros de Las Heras y alentamos a que más
trabajadores se sumen a la campaña por la absolución.

Para que la solidaridad no solo sea palabra escrita y las ideas no se
pierdan tras las rejas, los trabajadores debemos salir a la calle con
todas nuestras fuerzas y devolver a los compañeros condenados a sus
hogares.