En dictadura o en democracia, siempre se castiga a los trabajadores

FORA-AIT: Absolución de los Petroleros de Las Heras

En esta fecha conmemorativa, levantamos nuevamente nuestra voz no solo para recordar a los 30.000 desaparecidos de la dictadura militar, sino también para denunciar las injusticias de la democracia. Es nuestra responsabilidad, a 38 años del golpe militar, pelear contra la evidente intención de acallarnos que siguen teniendo los explotadores.

A quienes desobedecemos y tenemos la conciencia de que la acción directa es la única forma de visibilizar nuestros reclamos; se nos castiga cruelmente. Son muchos los casos en los que vimos que esto funciona así, sobre todo en tiempos de crisis en los que el descontento de la población es ineludible y las fuerzas represivas abundantes, preparadas para el desborde de la sociedad. Ante cualquier situación de protesta, se reprime directamente. El más reciente ataque al movimiento obrero, es el caso de los petroleros de Las Heras, condenados a cadena perpetua por realizar un paro en la cual reclamaban contra el impuesto a las ganancias, por el pase a planta permanente de los tercerizados y por entrar al convenio colectivo de trabajo del sindicato de petroleros, para cobrar lo correspondiente a la actividad que realizaban. Pero claro está, para los que no trabajan porque viven del esfuerzo ajeno, no hay derecho que valga cuando se trata de acometer contra el sistema económico, contra sus ganancias. En esta democracia, se lo castiga al trabajador que reclama, de forma severa, privándolo de su libertad. Condena a cadena perpetua a trabajadores por organizarse y golpear el sistema económico con la fuerza de sus acciones; trabajadores obligados a declarar a través de torturas, y represión para quienes estamos solidarizándonos con ellos.

Por eso la FORA convoca una jornada internacional de protesta por los
petroleros de las Heras para el mismo 24 de marzo, pidiendo la solidaridad de todos
los trabajadores del mundo que buscan la emancipación social.